Ir a contenido
costillas de ternera guisadas, costilla de res guisada con papa y zanahoria, guisado de costilla de res, costillas de res guisadas con papas, costilla de res en estofado, guisado con costilla de res

Estofado de costillas de res con cerveza

Las costillas son conocidas por realizarse a la parrilla, absorbiendo ese sabor ahumado característicos que provoca degustarlas hasta los huesos. Para el día de hoy queremos ofrecerte otra deliciosa opción con la que puedes disfrutar este corte, que a pesar de no ser tan conocido, logra deleitar el paladar en más de un comensal.   

El estofado de costillas de res con cerveza es una preparación fácil y sencilla que solo necesitará un tiempo prudente de cocción para que todos los sabores se mezclen y se vuelva una exquisita presentación gastronómica.

Ingredientes: 

  • 1 kg costillas de res.
  • 1 cerveza.
  • 1 taza de caldo de carne.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimentón.
  • Zanahorias
  • 2 dientes de ajo.
  • Perejil.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación: 

  1. En una sartén a fuego medio vierte el aceite de oliva y coloca las costillas para que se sofría hasta sellar y tomar color. Saca las costillas y reserva.
  2. En la misma sartén vierte nuevamente un poco de aceite de oliva. Corta las cebollas y los ajos en tiras finas y pon a sofreír hasta que doren.
  3.  Luego corta el pimentón y el perejil en tiras finas, agrégalo al sofrito. 
  4. Coloca las costillas previamente selladas en una olla grande y agrega todo el sofrito.
  5. Vierte la taza de caldo de carne, la cerveza y las zanahorias cortadas en rodajas.
  6. Deja cocinar a fuego lento por unas horas hasta que la carne esté blanda (casi lista para desmechar).
  7. ¡Listo a degustar con un arroz o tus verduras favoritas!

Meat House se vuelve tu cómplice en esta receta, ofreciéndote unas costillitas tiernas y de calidad para que destaques en tus comidas. Cocina con pasión y consiente a tus seres queridos ¡Meat House siempre pensando en ti!

Artículo anterior Jugoso y tierno New York Steak con salsa de naranja y chimichurri
Artículo siguiente ¡Deliciosos frijoles rojos con carne!